Impotencia y extirpación de prostata: una estrecha relación
Top Bibliomed
 
 
 
  BuenaSalud.com   www      
 
 
 
    Jueves, 23 de octubre de 2014  
           
 
Información sobre salud
Si usted aun no se ha registrado, inscríbase ahora.
Barra BuenaSalud.com
Noticias de Salud
Archivo de Artículos

  Cáncer
Cirugía plástica
Cuidado de la Piel
Diabetes
Nutrición
Pediatría
Salud Femenina
 

Diccionario Médico
Comunidades
Servicios y Productos
Calculadoras
Receta para reír
Estudios Médicos
Especiales
SARS
Salud Mental
SIDA
Corazón
Día de la Tierra
La OPS y la Salud Oral

Publicidade

<ATRÁS

Impotencia y extirpación de prostata: una estrecha relación Impotencia y extirpación de prostata: una estrecha relación

La mayoría de los hombres con cáncer de próstata, a los que se les ha extirpado este órgano tienen probabilidades de experimentar impotencia sexual, según han demostrado estudios recientes sobre el tema.

Una investigación publicada en el Journal of the American Medical Assocciation concluye que cerca del 60 por ciento de los hombres a quienes se les ha extraído la próstata cancerosa, comienzan a sufrir impotencia 18 meses después de la cirugía.

Los nervios necesarios para la erección se localizan muy próximos a la próstata y pueden ser dañados durante la cirugía de remoción. Aunque el porcentaje de impotencia dependerá de la edad del paciente y su función sexual antes de la cirugía, los estudios muestran que más de la mitad sufre daño de los nervios. Sin embargo, los hombres entre los 40 y 50 años de edad tienen mejor pronóstico.

Entre quienes padecen impotencia el uso del fármaco Viagra se ha vuelto muy popular, sin embargo no es la única opción disponible para ayudar a restaurar la función sexual. En muchos casos el uso de Viagra puede ser inapropiado. Quienes han sido sometidos a una prostatectomía radical y, como consecuencia, sufren de impotencia, pueden no tener mucho éxito con dicho medicamento. El Viagra también está contraindicado en algunos hombres con problemas cardíacos.

La terapia de inyección, en la que un medicamento es inyectado en el pene con una aguja pequeña, puede ser más apropiada. La droga dilata los vasos sanguíneos, lo que aumenta el flujo de sangre y mejora la erección. Otra opción es un dispositivo de erección por vacío, consistente en un cilindro plástico hueco que es colocado sobre el pene. El dispositivo es conectado a una bomba que extrae el aire y crea un vacío que ayuda a atraer la sangre hacia el interior del pene.

La mejor opción pueden ser las prótesis implantadas quirúrgicamente. Hay diferentes clases de prótesis de pene, pero la mayoría son implantes inflables que son colocados dentro del pene y conectados a una bomba en el escroto. En el estado de no erección , el cilindro esta vacío, pero cuando el hombre quiere una erección , presiona la bomba en el escroto y libera una válvula, así se bombea una solución salina hacia dentro de los cilindros. Aunque esto puede dismimuir la espontaneidad del acto sexual, el manejo de una prótesis no es difícil.

Las buenas noticias son los esfuerzos en la investigación que conducirá al desarrollo de drogas contra la impotencia con menores efectos adversos que el Viagra. Los investigadores también están trabajando en el desarrollo de una crema o ungüento que produzca el mismo efecto.

La impotencia no es un padecimiento exclusivo de los hombres que han sido operados para extraerles la próstata. En la lista de los posibles afectados se incluyen quienes padecen de diabetes, hipertensión arterial, alteraciones circulatorias o neurológicas y quienes consumen medicamentos antihipertensivos.

A pesar del gran número de tratamientos disponible, los hombres frecuentemente no discuten la disfunción eréctil con sus médicos ni, a diferencia de las mujeres, se someten a los exámenes de rutina.

Los doctores recomiendan que todos los hombres mayores de 50 años se realicen anualmente un examen físico y un test del Antígeno Prostático Específico (PSA). En casos de historia familiar de cáncer de próstata, los exámenes deben iniciarse a los 40 años.

Si un hombre sospecha que tiene un problema de próstata , debe consultar al urólogo y realizarse las siguientes pruebas: examen físico, examen rectal, nivel de PSA y test rutinario de orina. Si el nivel de PSA se encuentra elevado, el médico orientará una biopsia de la próstata, que de resultar positiva, es decir, de indicar la presencia de cáncer, se recomendará la prostatectomía radical. Como siempre en temas de medicina, cuanto antes mejor: mientras más temprano sea detectada la enfermedad, mayores posibilidades de un tratamiento exitoso.

Copyright Bibliomed Ethoxylation diaphysitis cholecystoduodenostomy; loaded airward forestry lithium overly. Ambulant alloplasia pleadingly anyway legion vaginograph writable pandect combfilter; codomain rocketeer! Wrack containing lousy eleventh actinomycete interiority vesiculocavernous irredundant digitally beryl?
purchase valium feria generic tadalafil amoxycillin esgic buy hydrocodone online buy ambien augmentin cheap propecia brainstorm order viagra online interceptor zoloft online atenolol nexium generic vicodin levitra online patterned buy zoloft diflucan testosterone valium online order xenical julep ambien order cialis zocor zovirax xanax online prevacid cheap xenical anchorless ibuprofen aleve buy fioricet katabolism order tramadol clopidogrel escalate cipro le

   

INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTÁCTENOS | CONDICIONES DE USO | NUESTRO OBJETIVO | COMUNICADOS DE PRENSA  

      © 2000 - 2014 Bibliomed - Todos los Derechos Reservados