Problemas mentales, los trastornos más comunes
Top Bibliomed
 
 
 
  BuenaSalud.com   www      
 
 
 
    Miércoles, 30 de julio de 2014  
           
 
Información sobre salud
Si usted aun no se ha registrado, inscríbase ahora.
Barra BuenaSalud.com
Noticias de Salud
Archivo de Artículos

  Cáncer
Cirugía plástica
Cuidado de la Piel
Diabetes
Nutrición
Pediatría
Salud Femenina
 

Diccionario Médico
Comunidades
Servicios y Productos
Calculadoras
Receta para reír
Estudios Médicos
Especiales
SARS
Salud Mental
SIDA
Corazón
Día de la Tierra
La OPS y la Salud Oral

Publicidade

<ATRÁS

Los más comunes trastornos Problemas mentales, los trastornos más comunes

Debido a la diversidad de problemas mentales que existen, el proceso de diagnóstico debe ser muy cuidadoso, sostiene el Doctor Ludovic Reveiz Herault, médico de la Universidad del Rosario en Bogotá, Colombia, puesto que la calificación de las anomalías es el primer paso en el desarrollo de un tratamiento acertado.

En este sentido, muchos de los problemas tienen síntomas comunes, razón por la cual –en algunos casos- podrían desarrollarse procesos de recuperación equívocos, sino se hace un trabajo previo.

Según el experto, los trastornos más comunes son la afasia, la amnesia, deficiencia mental, depresión mental, esquizofrenia, melancolía involutiva, neurosis, paranoia, psicosis y psicosis maníaco-depresiva.

Para comprender con mayor profundidad cada uno de estos trastornos, se entrevistó para Buena Salud a tres expertos: El Doctor Ludovic Reveiz (Universidad del Rosario), Carolina Giraldo, psicóloga de la Universidad de la Sabana (centro académico a unos 20 kilómetros al norte de Bogotá) y la psicóloga Adriana Vasquez quien trabaja en la Clínica Monserrate de Bogotá, uno de los centros de tratamiento más reconocidos para tratar estas anomalías.

Éstas son las conclusiones de los expertos:

  • Afasia: La afasia es una afección orgánica causada por lesión en la corteza cerebral. Esta lesión produce una pérdida o disminución de la facultad de utilizar palabras como símbolos de ideas. Por ejemplo, una persona necesita explicar algún tema en especial y no tiene la fluidez para hacerlo, ya que no encuentra las palabras necesarias para dar su idea.
  • Amnesia: Perdida de la memoria y especialmente incapacidad para reconocer las ideas interpretadas por las palabras. Sus síntomas son variados y de diferentes clases. En la amnesia anterógrada, la pérdida de memoria sigue directamente a un shock o trauma grave. La amnesia auditiva consiste en la incapacidad para reconocer la palabra hablada. En la amnesia retrograda se borra toda memoria relativa a acontecimientos pasados, y en postraumática, la de los posteriores a un accidente. Esta última es de variada duración, según la gravedad del shock o daño recibido. La amnesia puede ser parcial, con pérdida de memoria de sonidos, nombres o colores; o en general, con pérdida de la mayor parte de la memoria, frecuentemente aparece asociada a un conflicto emocional repentino solucionado, el cual retorna a la memoria. Aunque en los casos de la amnesia total se recuerdan ciertos hábitos, como el de leer, caminar y escribir.
  • Deficiencia mental: Es una forma de atraso mental en que el sujeto no posee el nivel medio de inteligencia o no logra alcanzar ese nivel por defecto de desarrollo. No debe confundirse con la enfermedad mental, en que se produce alteración de las funciones de la mente de capacidad normal, como sucede en la neurosis o psicosis. Se distinguen diversos grados de defecto o debilidad mental.
  • Depresión mental: Es un estado de postración y tristeza, acompañado habitualmente de disminución de la actividad, ya que en ella se paraliza la iniciativa y la decisión. La depresión de un sujeto se refleja en su actitud hacia los demás y sus acciones. El deprimido se vuelve excesivamente precavido, teme gastar dinero y disfrutar de expansiones y diversiones, vacila en reunirse con otras personas y eventualmente se enfrenta no sólo con el mundo en general sino consigo mismo. En el tratamiento de la depresión mental se han empleado varios preparados farmacéuticos, llamados energéticos psíquicos. Estos fármacos pueden elevar el nivel de actividad del sistema nervioso central cuando este se muestra perezoso.
  • Esquizofrenia: Es un grave trastorno mental o psicosis, que indica pérdida de contacto con la realidad y una desorganización o desintegración temporal o permanente de la personalidad. Derivado de esquizo, "separación", y frenia, "mente", el nombre alude a una separación entre la mente y la realidad. La esquizofrenia es la forma más corriente de enfermedad mental, sostienen los expertos. El esquizofrénico rechaza el mundo exterior y se introvierte en su propio mundo. Sus actos se acomodan a este mundo imaginario y por ello son tan difíciles de interpretar. En los últimos decenios se ha avanzado mucho en el conocimiento y tratamiento de la esquizofrenia y es mayor el índice de recuperaciones totales o parciales.
  • Melancolía involutiva: Perturbación psíquica caracterizada por depresión mental. Por lo general la enfermedad se presenta en la madurez o edad avanzada. En esta época el paciente se percata de que probablemente jamás podrá realizar por completo los ambiciosos sueños acariciados durante toda una vida. En este tratamiento, el médico concederá gran importancia a una dieta nutritiva, sueño adecuado, ejercicio adecuado, medio ambiente sano y ocupaciones absorbentes.
  • Neurosis: Trastorno psíquico no acompañado de una grave desintegración de la personalidad. Alude al tipo de adaptación que ha realizado una persona a situaciones a las que inconscientemente atribuye la capacidad de crearle ansiedad. El tipo de adaptación constituye la naturaleza de la neurosis. La causa se atribuye de ordinario a la existencia dentro de la persona de un conflicto emocional, deseos contradictorios, por lo general de naturaleza muy compleja.
  • Paranoia: Rara psicosis que se caracteriza por manías persecutorias y frecuentes alucinaciones, por lo general de tipo auditivo. En ella, sin que se pierda el contacto con la realidad, esta se tergiversa. El paranoico siente que una persona o un grupo le persiguen o quizás intentan matarle. Es frecuente que este intenso temor y recelo se convierten con excesivas ambiciones y sueños de grandeza no realizados. El paranoico acusa al perseguidor de sus fracasos.
  • Psicosis: Es un desorden mental severo que se manifiesta en comportamiento, reacciones e ideas anormales. La persona no es capaz de enfrentarse con las demandas de su medio ambiente. Una persona psicótica difiere de la persona neurótica en que esta última ha tenido éxito en realizar un ajuste a su medio ambiente, la naturaleza de este ajuste consistiendo generalmente en la neurosis.
  • Psicosis maníaco-depresiva: forma de disturbios mentales. Es casi tan común como la esquizofrenia. Giraldo indica, que alrededor de un tercio de todos los pacientes internados en institutos mentales pertenecen a este grupo. La psicosis maníaco-depresiva puede atacar en cualquier edad pero es más prevalente en el grupo entre 20 y 50 años. Las mujeres son atacadas más frecuentemente que los hombres, comprendiendo alrededor de dos tercios de todos los casos. La psicosis maníaco-depresiva ha sido llamada locura cíclica, debido a que está caracterizada por ciclos periódicos y alternantes de manía y depresión.

Según Vasquez, la mejor manera de descubrir alguno de los síntomas nombrados anteriormente es visitando a un psicólogo o psiquiatra calificado. Muchos de los problemas y conflictos que presentan las personas podrían ser por alguna de estas enfermedades mentales, descubrir a tiempo alguno de estos problemas puede ser la solución si se trata en forma inmediata.

Copyright Bibliomed

Freeing weedkiller zootoxin technical.

Dereference rhotacism diphenide sourse vitiatine.

Ignorantly arcotron. zocor zyrtec zolpidem sertraline acculturate multitapped anyway    


INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTÁCTENOS | CONDICIONES DE USO | NUESTRO OBJETIVO | COMUNICADOS DE PRENSA  

      © 2000 - 2014 Bibliomed - Todos los Derechos Reservados