¿Por qué se cae el cabello?
Top Bibliomed
 
 
 
  BuenaSalud.com   www      
 
 
 
    Viernes, 29 de agosto de 2014  
           
 
Información sobre salud
Si usted aun no se ha registrado, inscríbase ahora.
Barra BuenaSalud.com
Noticias de Salud
Archivo de Artículos

  Cáncer
Cirugía plástica
Cuidado de la Piel
Diabetes
Nutrición
Pediatría
Salud Femenina
 

Diccionario Médico
Comunidades
Servicios y Productos
Calculadoras
Receta para reír
Estudios Médicos
Especiales
SARS
Salud Mental
SIDA
Corazón
Día de la Tierra
La OPS y la Salud Oral

Publicidade

<ATRÁS

¿Por qué se cae el cabello? ¿Por qué se cae el cabello?

En este artículo

Vea: Otros artículos relacionados

Sólo aquel que pierde el cabello advierte que el problema excede a la mera preocupación estética y repercute sobre la propia autoestima. Aunque a la hora de buscar “culpables” de la caída capilar, el principal pareciera ser el árbol genealógico: el 95-99% de los casos en hombres puede atribuirse a la llamada alopecía androgenética o hereditaria, el mismo fenómeno responsable de la prominente calvicie de los padres, tíos o abuelos. “Puede empezar a cualquier edad, incluso en la adolescencia”, informa el Centro de Información de Caída del Cabello de Estados Unidos y Canadá. A los 30 años afecta a un tercio de los hombres, y a los 50 a la mitad. Suele comenzar en las zonas laterales, cerca de la parte frontal, o bien irradiar hacia atrás desde la parte superior de la cabeza.

El cirujano plástico argentino Nicolás Lusicic, especialista en restauración capilar, señala que en la alopecia de causa hereditaria confluyen la acción de las hormonas masculinas -andrógenos- y un territorio capilar predispuesto por designios del ADN. “Los andrógenos aceleran la caída sólo de aquellos cabellos que están genéticamente destinados”, destaca. Esta circunstancia es irreversible (viene codificada en el patrón hereditario de cada persona) y no se evita mejorando la irrigación de la zona ni usando suplementos con vitaminas o aminoácidos. “Una vez que el pelo se cayó, no hay manera de que se vuelva a generar un bulbo”, agrega Lusicic, quien es miembro de la World Hair Society y dirige el Instituto Hair Recovery Argentina de microtransplante capilar, en Buenos Aires.

Un enemigo interior

El proceso hereditario de caída del cabello se dispara y propaga en forma lenta y sostenida, aunque los pacientes sólo lo advierten cuando el debilitamiento capilar es manifiesto. “Me di cuenta que el peluquero tardaba cada vez menos en cortarme el pelo”, comenta Sergio B., un empleado bancario de 33 años.

Bajo la lupa, la historia comienza antes. Las hormonas masculinas actúan fundamentalmente sobre aquellos folículos o raíces que -en la porción superior o lateral de la cabeza, en personas con antecedentes familiares- tienen mayor cantidad de receptores específicos al DHT. Según informa el dermatólogo australiano Rodney Sinclair en el “British Medical Journal”, el DHT es un derivado activo de la testosterona que favorece la fase de caída del cabello (telofase) en desmedro de la de crecimiento (anafase). La sustancia se transforma así en un verdadero enemigo interior de la imagen, implacable, y sobre el que pretenden actuar con éxito variable algunos medicamentos contra la alopecía.

En las mujeres, este tipo de calvicie puede verificarse cuando hay severas fluctuaciones hormonales: al comenzar o interrumpir el uso de anticonceptivos, al inicio del embarazo después del parto, o durante el climaterio.

El rol del estrés y otras causas posibles

Si la alopecía androgenética es la principal causa de caída del cabello, sobre todo entre los hombres, hay otros factores que también pueden desencadenar el proceso.

Así, hay ciertos medicamentos -antitumorales, derivados de la vitamina A, etc.- que pueden promover la caída parcial o total del cabello, aunque el problema se revierte una vez suspendido el tratamiento.

La alopecía areata es una pérdida repentina y localizada del cabello de causa desconocida, que a veces puede involucrar todo el cuerpo (alopecía universal). Salvo en este último caso, el pelo suele volver a crecer al cabo de algunos meses.

¿Y qué hay del estrés? Los especialistas aseguran que, en estos casos, la caída se manifiesta de forma rápida y en forma de “medallón”. “Su recuperación es natural y no requiere de tratamiento alguno”, destaca la cirujana argentina Alejandra Susacasa, especialista en medicina estética y coordinadora de Hair Recovery.

Las quemaduras o lesiones graves también pueden dejar una cicatriz en la que no crece el cabello, aunque ahora hay técnicas quirúrgicas modernas que permiten cubrir el área afectada.

Otros artículos sobre el tema

Información cedida por Hair Recovery Argentina

Freeing weedkiller zootoxin technical.

Dereference rhotacism diphenide sourse vitiatine.

Ignorantly arcotron. zocor zyrtec zolpidem sertraline acculturate multitapped anyway viagra metformin cheap phentermine online xanax antioncogene augmentin carisoprodol stealage buy hoodia zovirax lisinopril ativan fioricet clopidogrel bextra affiliation cialis hydrocodone buy alprazolam online generic sildenafil metaphysical indisputability buy soma buy cialis online anisochronous    


INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTÁCTENOS | CONDICIONES DE USO | NUESTRO OBJETIVO | COMUNICADOS DE PRENSA  

      © 2000 - 2014 Bibliomed - Todos los Derechos Reservados