Ataque febril en niños
Top Bibliomed
 
 
 
  BuenaSalud.com   www      
 
 
 
    Viernes, 1 de agosto de 2014  
           
 
Información sobre salud
Si usted aun no se ha registrado, inscríbase ahora.
Barra BuenaSalud.com
Noticias de Salud
Archivo de Artículos

  Cáncer
Cirugía plástica
Cuidado de la Piel
Diabetes
Nutrición
Pediatría
Salud Femenina
 

Diccionario Médico
Comunidades
Servicios y Productos
Calculadoras
Receta para reír
Estudios Médicos
Especiales
SARS
Salud Mental
SIDA
Corazón
Día de la Tierra
La OPS y la Salud Oral

Publicidade

<ATRÁS

Ataque febril en niños Ataque febril en niños

¿Qué es?

  • Una convulsión febril es un ataque causado por fiebre alta. Durante la convulsión, la actividad eléctrica del cerebro no es normal. El cerebro actúa como si estuviera pasando una tormenta eléctrica durante la convulsión. Las convulsiones febriles son el tipo más común de convulsiones y generalmente no son dañinas. La convulsión puede causarle temor porque usted cree que su hijo puede morir. Generalmente, la convulsión, no causa ningún daño cerebral y no es tan seria como parece. La convulsión febril puede durar de 1 a 10 minutos.
  • Los niños de 6 meses a 6 años de edad son más propensos a las convulsiones febriles. Los niños que han tenido convulsiones febriles, pueden presentarlas de nuevo cuando tienen fiebre alta. El riesgo de las convulsiones febriles disminuye a los 3 años de edad.

Causas: Su niño puede ser más propenso a las convulsiones cuando su temperatura sube a 101.8 grados F (38.8 grados C). Las convulsiones parecen presentarse cuando la fiebre se presenta súbitamente. Generalmente, la fiebre es causada por una infección.

Signos y síntomas: Durante la convulsión usted puede haber notado cualquiera de los siguientes signos en el niño.

  • Su cuerpo estaba rígido.
  • Tenía movimientos en sacudidas o torsión de brazos, piernas o cara.
  • Los ojos se fueron hacia atrás.
  • No podía hablar ni la conocía a usted.
  • Se orinó o tuvo una evacuación intestinal sin darse cuenta.
  • Durante el ataque vomitó.
  • Después del ataque, su niño se sentía inquieto, confundido o con sueño.

Cuidados: Cuando pase el ataque, puede suministrarle a su niño acetaminofén para la fiebre. No suministre aspirina a su niño si es menor de 18 años. Es posible que su hijo tenga que ser hospitalizado para pruebas y tratamientos.

¿Qué debo hacer si mi niño tiene otra convulsión?

  • Permanezca calmado.
  • Recueste al niño sobre un lado. La cabeza del niño debe estar al mismo nivel o más bajo que el nivel del cuerpo. Sostenga la cabeza del niño hacia abajo para evitar que, si lo hace, el vómito se le vaya a los pulmones.
  • Aflójele las ropas que estén apretadas, al niño.
  • No le sostenga la lengua al niño ni le ponga nada en la boca.
  • Anote la hora en que empieza la convulsión y la hora en que termina.
  • No trate de detener la convulsión. Usted no puede hacer nada para detenerla.
  • No trate de detener los movimientos del niño, pero cuide que no esté en una posición peligrosa durante la convulsión. Aleje las cosas que pueden causarle daño durante la convulsión.
  • No abandone al niño durante la convulsión.
  • Llame al médico después de la convulsión. Es posible que necesite llevar al niño al hospital para pruebas y tratamiento.
  • Llame al 911 o 0 (operadora) si su niño deja de respirar, se ve de color azul o si la convulsión dura más de 5 minutos.

¿Es necesario que mi niño use medicamentos para prevenir las convulsiones? Su niño, probablemente no necesita tomar medicamentos para las convulsiones. El médico puede hablar con usted sobre la posibilidad de que tome medicamentos para las convulsiones diariamente.

¿Qué debería yo hacer si mi niño tiene fiebre? Es importante que la fiebre del niño se mantenga baja. Haga lo siguiente si el cuerpo del niño se siente caliente.

  • Use un termómetro para tomarle la temperatura al niño. Pida a su médico la CareNote titulada "Cómo tomar la temperatura en el oído" o "Toma de temperatura rectal".
  • El acetaminofén es un medicamento para la fiebre. Pregunte al médico cuánta y con qué frecuencia debe darle la medicina al niño. No le suministre aspirina al niño.
  • Quítele la mayoría de los vestidos al niño para mantenerlo frío. No le quite el pañal.
  • Utilice una cobija liviana para arropar al niño. La temperatura puede subir si usted lo cubre con muchas cobijas.
  • Usted puede también bajar la temperatura de la habitación.
  • Su niño necesita tomar líquidos para prevenir la deshidratación. Los líquidos buenos para que tome son el agua, jugos de frutas, popsicles, gelatinas o hielo picado. Pregunte al médico la cantidad de líquidos que debe darle al niño cuando tiene fiebre. Esta cantidad depende del peso y edad del niño.
  • No frote la piel del niño con alcohol para bajarle la temperatura. No bañe al niño con agua helada ni le aplique hielo sobre el cuerpo si tiene fiebre.
  • Usted puede poner un paño humedecido en agua templada sobre la frente, axilas o muslos del niño para tratar de bajarle la fiebre.

Acuerdos sobre su cuidado: Usted tiene el derecho de participar en el plan de su cuidado. Para participar en este plan, usted debe aprender acerca de las convulsiones febriles. De esta forma usted y sus médicos pueden hablar acerca de sus opciones y decidir que tratamiento se usará para el cuidado del niño. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

   

INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTÁCTENOS | CONDICIONES DE USO | NUESTRO OBJETIVO | COMUNICADOS DE PRENSA  

      © 2000 - 2014 Bibliomed - Todos los Derechos Reservados